El despertar de la genialidad, un don único, pero de todos

Évariste Galois (Francia, 25 de octubre de 1811 – 31 de mayo de 1832), un genio de aquellos, que en la adolescencia fue capazde desarrollar su propia teoría matemática, llamada de forma homónima teoría de Galois. Las contribuciones de Galois fueron publicadas 14 años después de su muerte, debido a que, simplemente, no eran entendidas por los matemáticos de la época. Poisson se vio atraído por los manuscritos del joven, pero fue incapaz de comprender las implicaciones del trabajo de Évariste, rechazando de esta forma su publicación.

Évariste GaloisÉvariste fue desde muy joven un personaje político, a la edad de 12 años, cuando logro entrar al liceo Royal de Louis-le-Grand, tuvo una gran participación en un enfrentamiento con el director del internado del liceo, claramente Galois tenia problemas con la autoridad. En su paso por el liceo, Évariste no destaco más que un estudiante normal, incluso llego a repetir curso.

Galois, necesitaba encontrar placer intelectual para poder desatar toda su genialidad, y fue exactamente lo que encontro en las matemáticas que les enseñaban en el liceo, Galois no solo leyó y resolvió todos los textos recomendados para su curso, también fue capaz de entender textos avanzados de álgebra (que en ese tiempo, S.XIX, estaba aún en fase “beta”). Indudablemente, su capacidad lo llevo a tomar el examen de admision de la École Polytechnique un año adelantado, sin embargo, fue rechazado por no contar con los cursos necesarios. Galois, siendo aún un estudiante, logro publicar una demostración de un teorema sobre fracciones continuas periódicas.

El genio dentro del muchacho, hizo posible el desarrollo de una nueva teoría con muchas aplicaciones insospechadas para el álgebra de su tiempo, representando sin duda un verdadero hito algebraico: la teoría de grupos.

Desde este punto, la historia del joven Évariste se vuelve cada ves más sorprendente, comenzando con el suicidio de su padre, enredos políticos, muerte de sus revisores, pérdida de sus manuscritos, desacreditación pública (posiblemente), problemas de faldas y finalmente su muerte a la edad de 20 años, muerte que curiosamente él sabia que llegaría, pues, durante los días anteriores a su fallecimiento, estuvo trabajando en un manuscrito en donde resumía todo su pensamiento.

En la infancia, Évariste fue educado por su madre hasta la edad de 12 años, fue instruido en latin y griego, y no sabia más de matemáticas que las operaciones elementales. Sin embargo, fue capaz de desarrollar toda una nueva teoría, el genio estalló en un punto de su adolescencia haciéndolo un personaje particularmente excepcional. Pero hay algo en común entre Galois y en la mayoría de los súper-genios, la perseverancia, esa perseverancia enfermiza que  los caracteriza, esa perseverancia obsesiva que tienen de no darse nunca por vencidos y de seguir nutriendo su intelecto.

Creo, sinceramente, que esa es una de las claves de la genialidad, destacar en un campo y hacer todo lo posible por ser el mejor, eso, de alguna u otra forma, va a brindar grandes satisfacciones, pero cuidado, se descuidan otras cosas igualmente importantes de la vida. Como Évariste, que por dedicarse a la matemática descuido sus otras asignaturas, nosotros podemos hacer lo mismo por dedicarnos mucho a tratar de destacar en algo.

Destacar es perseverar, como estas lineas que seguramente ahora no las leerán más que un par de personas, estoy seguro que si persevero en el blog, tarde o temprano serán leídas por miles de ellas.

La invasión minimalista

El término “minimalista” o “minimista”, evoca el regreso a lo elemental, a la forma primaria, a lo mínimo necesario para que el elemento tenga sustentabilidad; en todos los campos la definición es más o menos parecida y las características del concepto no presentan mayores variaciones.

Cabe señalar que el minimismo en arte y diseño es una corriente moderna y occidental desarrollada después de la segunda guerra mundial, principalmente en Estados Unidos, sin embargo el minimismo en ingeniería estructural (e ingeniería en general) es un termino acuñado por la experiencia en la estética y la técnica, en donde “menos es más”, y cada elemento debe tener una grado de función necesaria para que la estructura (como conjunto de elementos) pueda funcionar de forma correcta, es decir, que no se gaste esfuerzo en elementos que no son indispensable para la tipología resistente usada. Como dice un profesor de mi universidad, las estructuras honestas generalmente satisfacen la estética y la resistencia sin necesidad de recargar el modelo estructural. Por estructuras honestas entendemos que se refiere a estructuras carentes de elementos sin participación resistente y/o elementos con resistencias distintas a las expuestas (columnas falsas de mampostería que en realidad son columnas de acero por ejemplo, que no muestran sus resistencia verdadera, osea, mienten).

Expresion Minimalista de Google
En la actualidad informática, mas precisamente en internet, se encuentran multitudes de paginas web con diseños minimalistas, todas (o la gran mayoría) nacidas gracias a la web de Google, que es un ejemplo de esta tendencia, la web principal, de google, tiene todo lo que necesitamos en un mínimo de espacio y sin recargar de sobremanera la ventana del navegador, haciendo que la tarea de buscar sea placentera, tanto en funcionalidad como en estética, una gran cantidad de webs de búsqueda hoy en día siguen el mismo patrón de diseño. (BingLycosaltavista, etc)

Sin embargo es posible que el minimalismo no sea solo diseño y arte, si no también una “forma de vida”, en donde ser claro, conciso (“una mirada vale más que mil palabras”) además de asertivo en nuestras expresiones puede resultar de una belleza increíble (decir lo que sientes sin herir a las personas es un acto muy hermoso, lleno de estética).

Finalmente, la genialidad minimista y la transversalidad disciplinaria han sido capaz de crear una verdadera joya de la ingeniería conceptual, en donde el ingenio y la comunicación de sus ejecutores fue la principal razón del resultado obtenido, estoy hablando del “Rolex Learning Center” que es el nuevo edificio, inaugurado recién a fines de febrero (2010), de la universidad suiza “École Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL)”.

El edificio es una oda a la funcionalidad y a la transparencia de espacios, se trata de un edificio concebido para la investigación y la colaboración multidisciplinaria.

Con lo asombroso de sus espacios, la interacción entre sus usuarios, alumnos, investigadores y profesores es casi obligatoria.

La arquitectura del Rolex fue hecha por los japoneses de SAANA, los conceptos estructurales estuvieron a cargo de los, también japoneses, chicos de SAPS y la ingeniería estructural fue encargada a la oficina alemana de B+G Ingenieure.

Si quieren saber más del proyecto pueden visitar las siguientes paginas:

Camino a la frontera de la evolución

Muchas veces me ha atacado la duda acerca de mi vida en un futuro lejano, ¿que sería de nosotros 1000 años en el futuro?, cuando vi “Volver al Futuro parte II” en donde el protagonista viaja desde el año 1985 al año 2015 (solo cinco años más desde ahora), me impresionó el cambio que se produjo en 30 años, habían autos voladores y ropa auto ajustable, lentes estrambóticos y un sin fin de elementos que definían el “futuro” en ese momento. Al momento de ver aquella película (supongo que fue alrededor de 1995) estaba totalmente fascinado con el futuro que me estaban presentando, tenia muchas ganas de estar ahí y calculaba la edad que tendría en ese futuro tan espectacular (30 años tendría), sin embargo el tiempo ha pasado y pocas cosas se han concretado, la existencia de carreteras en las alturas esta casi tan lejano de hoy como lo estaba en aquel entonces (creo que hace falta mucha investigación, imagínense la cantidad de energía necesaria para poder elevar un vehículo, sin hélices y sin cohetes gigantes, osea lograr un prototipo medianamente verosímil tomara mucho mas que 5 años), es cierto que existen este tipo de vehículos hoy en día (o vehículos que se parecen) el cuál sin dudas no serviría para ir de compras al supermercado.

Tabla Voladora

Entonces, regresando a la pregunta inicial, ¿en 1000 años seremos tan diferentes?, aunque la respuesta es sencilla (sí, lo seremos), es muy cuestionable el límite del ser humano, ¿que tan lejos es posible llegar?, ¿que tan acotada es la capacidad científica humana?, es decir, es imposible crear tecnología mas pequeña que la partícula más pequeña, como también es imposible crear televisores con imágenes más reales que la propia realidad (como el de Fry en Futurama), por lo tanto, en mi lógica de simple ser humano especialista en nada, me pregunto si la evolución está o no está relacionada con la ciencia y tecnología, es probable que existan limites para estas áreas no así el limite de nuestra imaginación, nuestro pensamiento y nuestra capacidad de innovación, aunque es cierto que hace mil años muy pocas personas se hubiesen imaginado algo tan abstracto como internet o el grado de globalización actual.

En mil años creo que estaremos muy evolucionados, pero sin dudas tendremos problemas muy parecidos a los actuales problemas sociales, políticos, religiosos, etcétera (supongo que en una escala mucho menor, pero problemas al fin), y que estos problemas nunca podrán acabarse del todo si tratamos de evolucionar de la mano de la ciencia y la tecnología (esto es como ir de 1 a 0 pasando por todos los numero entremedio, siempre hay un numero menor al anterior pero mayor que el siguiente, por ejemplo 0,9 es menor que 0,99 y este es menor que 0,999 y así hasta obtener un cero con una coma e infinitos nueves, el cual sería el numero inmediatamente anterior a 1), nunca podremos ser perfectos y el solo hecho de pensar que podríamos llegar a serlo nos hace mas imperfectos todavía.

Creo que la probabilidad de que se hubiera podido volar por “meditación” en ves de la ciencia y tecnología hubiese sido mayor; ¿cuantas decenas de miles de años de investigación y desarrollo han llevado a nuestro científicos a crear materiales nanotecnológicos?

Me habría encantado ser parte del cuento de Borges: “Tlön, Uqbar y Orbis Tertius”, en donde el pilar de su ciencia moderna no es la filosofía si no la psicología.

Hello world!

!Bienvenidos!, sientase libre de navegar por este sitio.

Categorías:Uncategorized